Etiquetes

La primera associació de la qual tenim informació més enllà de la fitxa de registre és l’anomenada La Constància[i]. A l’escrit que adrecen al Governador per presentar els Estatuts hi consta el suport de 27 ciutadans, d’entre els que destaca Pere Sabé Massó, qui seria jutge municipal durant el franquisme. Es va fundar en una reunió de constitució l’1 de maig de 1904 i seria una de les diverses associacions recreatives que funcionarien al poble. Anecdòticament, el 3 de març del mateix any s’havia aprovat sota el govern d’Antonio Maura, La Llei de descans setmanal, que acabaria amb el temps imposant-se a la societat espanyola. Els càrrecs de la Junta, segons l’acta de  constitució, van ser “Presidente, D. Jaime Pujol Rigola, Vice-Presidente Primero D. Esteban Claus Bonamusa, Idem Segundo, Juan Pont Catalá, Idem Tercero, D. Emetrio Puig-Ferrat Buch, Contador D. Miguel Nogueras Fonseca, Tesorero, D. Isidro Torres Travesa y Secretario, D. Juan Calm Travesa”.

L’objectiu de l’associació no era altre que la “…instrucción y recreo de los socios…” i estaria domiciliada a la Placa Major, núm. 9.

El reglament, que us transcrivim a continuació, tenia un total de 37 articles. Segons el reglament, calia tenir 16 anys per ser soci i pagar una pesseta mensualment de quota. Las Juntes Generals de socis s’havien de fer en dia festiu i extraordinàriament entre setmana de 8 a 9 del vespre. Es contemplaven 3 juntes auxiliars, integrades per 3 membres: una de ball, una altra d’espectacles i una tercera d’instrucció.

“Capítulo 1o. De la Sociedad y de los socios.

Artículo 1. “La Constancia” es una Sociedad recreativa e instructiva destinada a proporcionar a un número indeterminado de socios, el solaz, esparcimiento e instrucción que permitan las condiciones de vida de la Sociedad y las circunstancias que sobre ella influyan.

Artículo 2. Toda clase de recreo que sea compatible con la cultura de nuestra población, será tolerado, favorecido o iniciado por la Juan Directiva de “La Constancia”.

Artículo 3. Para ingresar en esta Sociedad se requiere:

Primero: la mayor de diez y seis años.

Segundo: Enterarse del presente Reglamento y comprometerse a cumplirlo.

Tercero: Someterse incondicionalmente a los acuerdos de la Junta General y acatar los de la Junta Directiva, con el derecho de apelarse en contra de ellos ante la reunión general.

Y cuarto: Ser presentado a la Sociedad por un socio.

Artículo 4. La Junta Directiva se hará cargo de los motivos que cualquier socio alegue por escrito, garantido con su firma, rechazando la presentación de un aspirante a socio; la Junta juzgará dichos motivos, según su leal saber y entender, y acordará sobre la admisión de que se trate.

Artículo 5. Expuesta al público la presentación, durante ocho días, si no fuese rechazada, el aspirante a socio entrará desde luego en la categoría de socio ordinario.

Artículo 6. Los socios tienen los siguientes deberes:

Primero: El de satisfacer a su entrada lo que por aquel concepto acordase la Junta Directiva con carácter general, y mensualmente una peseta para el sostenimiento de “La Constancia”. El que dejase de satisfacer tres mensualidades, perderá los derechos de socio hasta pagar su deuda.

Y Segundo: Cumplir estrictamente los demás compromisos que con la misma contraiga.

Artículo 7. Tienen, en cambio, los derechos siguientes:

Primero: El de disfrutar de cuantos medios de recreo e instrucción existan en la Sociedad, sujetándose a las condiciones establecidas particularmente para cada uno de ellos.

Segundo: Disfrutarán asimismo de los derechos a que se refiere el párrafo anterior los hijos de los socios menores de diez y seis años, mientras observen buena conducta, en caso contrario la Junta Directiva está facultada para privarles de aquellos derechos.

Tercero: Podrán reclamar a la Junta Directiva, con escrito firmado, contra lo que a su entender fuere injusto e improcedente. A los ocho días, a contar desde la fecha en que la reclamación fuere presentada, el reclamante deberá obtener de la Junta Directiva, contestación escrita y firmada resolviendo su reclamación.

Cuarto: Pueden hacer uso de voz y voto en las Juntas Generales, con las facultades más amplias que estos derechos suponen. No obstante, no podrán ser electores ni elegibles en las elecciones de Junta Directiva, hasta después de tres meses de haber sido admitidos como socios.

Artículo 8. Los individuos que por sus méritos excepcionales merezcan bien de la población en general o de “La Constancia” en particular, pueden ser socios honorarios de esta Sociedad. Para ello es necesario que les proponga para tales un socio ordinario en Junta general y que esta apruebe la proposición por mayoría de votos.

Artículo 9. Los socios honorarios no están obligados a satisfacer mensualidades; en cambio no disfrutarán del derecho de votar.

Capítulo 2. De las Juntas Generales

Artículo 10. La reunión de los socios en el local de la Sociedad el día y hora que oportunamente se anuncie con invitación particular, constituye la Junta General, que es la primera autoridad de “La Constancia”.

Artículo 11. Las facultades de los socios reunidos en Junta General son ilimitadas. No obstante, los socios al hacer uso de sus derechos en dicha Junta, deberán atenerse a los deberes que la cortesía en el trato social impone y al proponer o discutir, se ceñirán al punto concreto de que se trate. Acordada una solución, no podrá volverse sobre el asunto en la misma reunión.

Artículo 12. Los acuerdos que tomen la mayoría de los socios reunidos en Junta General, tendrán fuerza superior a las disposiciones vigentes en “La Constancia”.

Artículo 13. Las Juntas generales serán ordinarias o extraordinarias. Todas las presidirá la Junta Directiva.

Artículo 14. Cada año se celebrarán dos Juntas generales ordinarias: una en el mes de Julio y otra en la primera quincena de diciembre. En ellas, después de leer, discutir y aprobar el acta de la Junta General que se haya celebrado últimamente, el Secretario de la Junta Directiva leerá un extracto de los acuerdos tomados por la misma desde la fecha en que se celebró la última reunión general. Luego, el Contador dará cuenta del estado de fondos. Y finalmente, en la del mes de diciembre se verificarán las elecciones para la renovación de los individuos de la Junta Directiva que cesen en el desempeño de sus respectivos cargos.

Artículo 15. Después de tratados los asuntos expuestos en el artículo anterior, la Junta Directiva, o cualquier socio podrá anunciar los asuntos especiales que haya reservado para tratar en Junta general, y acerca de ellos si la reunión lo considera pertinente, se abrirá amplia discusión antes de tomar acuerdo.

Artículo 16. Las Juntas generales extraordinarias las convocará la Junta Directiva cuando lo crea conveniente o cuando se lo soliciten por escrito firmado una décima parte de los socios.

Artículo 17. Todas las reuniones generales se celebrarán en días festivos. Las extraordinarias podrán celebrarse en días laborables, pero nunca antes de las ocho de la noche, ni después de las nueve.

Capítulo 3. De las elecciones

Artículo 18. Siete individuos elegidos por sufragio universal entre los socios ordinarios de “La Constancia”, formarán la Junta Directiva. Corresponderán respectivamente a cada uno de los elegidos los siguientes cargos: Presidente, Vice-Presidente 1o, ídem 2o, ídem 3o, Contador, Tesorero y Secretario.

Artículo 19. Anualmente se renovará la mitad de la Junta, empezando por los Vice-Presidentes 1o y 2o y Tesorero y al siguiente año los restantes.

Artículo 20. La mesa electoral la formarán los individuos de la Junta Directiva, pudiendo actuar como interventores todos los socios que lo deseen.

Artículo 21. La elección se verificará mediante papeletas blancas, con los nombres de los candidatos y a continuación de cada uno de ellos el del cargo para el cual se le designe.

Artículo 22. Los socios están en el deber de evitar todo lo que pueda contribuir a violentar la voluntad del votante o a pervertir la pureza del sufragio. A este efecto, formularán acto continuo las protestas que estimen convenientes, fundándolas siempre en hechos concretos. La mesa dará cuenta inmediatamente a los socios presentes y después de terminada la votación, antes de procederse al escrutinio, abrirá discusión sobre ellas. Los socios presentes resolverán, por mayoría de votos, lo que proceda en cada caso.

Artículo 23. Terminado el escrutinio, se resolverán las protestas que haya sobre el mismo, como expresa el anterior, se quemarán después las candidaturas y ya no cabrá reclamación de ninguna clase, por lo que a elecciones se refiera.

Artículo 24. El primero de enero de cada año, tomarán los elegidos posesión de sus cargos.

Capítulo 4. De la Junta Directiva.

Artículo 25. El Presidente representará a la Sociedad en todos los actos de la misma a los cuales asista. Los presidirá. Cuidará de que se ajusten al espíritu de este Reglamento y a los acuerdos de la Juntas generales. Autorizará con su firma todas las actas, comunicaciones y anuncios de la Sociedad. Cuidará de que todos los individuos de la Junta Directiva cumplan los deberes inherentes a sus respectivos cargos.

Artículo 26. Los Vice-Presidentes sustituirán al Presidente por riguroso orden de designación, siempre que éste no se encuentre presente en los actos de la Sociedad o de la Junta Directiva. El 1o presidirá la Junta auxiliar de baile; el 2n la de espectáculos; y la de instrucción el 3o.

Artículo 27. El Tesorero guardará bajo su exclusiva responsabilidad los fondos de la Sociedad. No efectuará pago de ninguna clase sin la intervención del Contador. Guardará los recibos de pagos efectuados y los de débitos a la Sociedad que sean incobrables para responder siempre de la honradez de sus gestiones. Firmará todos los estados de cuentas que publique el Contador, una vez comprobada su exactitud.

Artículo 28. El Contador llevará un libro en el que anotará todos los pagos y cobros. Con arreglo a dichas notas, extenderá un estado de cuentas cada trimestre, y lo expondrá al público. El detalle de estos estados figurará en el libro de actas de la Junta Directiva.

Artículo 29. El Secretario extenderá los recibos de las mensualidades que entregará al Conserje el día 1o de cada mes y llevará un libro registro de socios en el que anotará las fechas de las altas y de las bajas. Llevará el libro de actas de las Juntas; las autorizará con su firma; la del Presidente y el sello de la Sociedad. Le corresponderá en la Juntas leer el acta de la próxima anterior y extenderá y firmará todos los anuncios y comunicaciones que acuerde cualquiera de las Juntas.

Artículo 30. Las vacantes que ocurran durante el año se cubrirán siguiendo el orden que constan en el art. 18 y al Secretario el Vice-Presidente 3o. llegando a tres las vacantes, deberá procederse a elección parcial, antes del mes en que ocurriera la tercera y contará el elegido su antigüedad por la que en la Junta tenía el individuo que sustituya.

Capítulo 5. De las Juntas Auxiliares.

Artículo 31. Cada una de estas Juntas la constituirán tres individuos que no sean de la Junta Directiva, nombrados por ésta. Las presidirá el Vice-Presidente respectivo según el art. 26 y será Secretario el de la Directiva.

Artículo 32. Correrá a cargo de esas Juntas auxiliares proponer a la Directiva, lo que entiendan más conveniente para mejorar las condiciones del ramo de su competencia.

Capítulo 6. Asuntos varios.

Artículo 33. Al Conserje lo nombrará y separará la Junta Directiva y le retribuirá en razón al número de servicios que preste.

Artículo 34. Toda persona no vecina de esta población podrá disfrutar de los festejos que haga esta Sociedad, siempre que vaya acompañada de un socio.

Artículo 35. El socio que faltase a lo preceptuado en este Reglamento, a las disposiciones de las Juntas generales o Directiva, a los deberes que como hombre civilizado le obligan para con los demás, a la Religión actual del Estado, a la Monarquía, Gobierno y demás Autoridades, se le aplicarán, a juicio de la Junta Directiva, los correctivos siguientes:

Aviso verbal o escrito.

Suspensión limitada de los derechos de socio, que deberá cesar el día en que se celebre la próxima reunión general ordinaria.

Sólo la Junta General puede aplicar a un socio la exclusión y el que fuere objeto de ella no podrá reingresar en el seno de “La Constancia”.

Artículo 36. La Sociedad queda instalada en la plaza pública núm. 9 de este pueblo y los cambiare se atenderá a lo prescrito por la Ley.

Artículo 37. Si se disolviese la Sociedad, para cuyo acuerdo será preciso el voto de las cuatro quintas partes de los socios existentes, los fondos y haberes sociales serán repartidos entre los pobres de esta localidad, excepto los objetos, libros o material cedidos por personas o corporaciones, los cuales en tal caso, serán puestos a disposición de los donantes o de sus herederos o sucesores.

Dosrius diez y siete de abril de mil novecientos cuatro.”

01

Notes

[i] Arxiu de la Delegació del Govern de Catalunya, núm. caixa: 189, núm. registre: 4258.

Advertisements